Cambiando las posibilidades en el lugar donde nacieron - Acumen

Cambiando las posibilidades en el lugar donde nacieron

July 18, 2019

Conoce cómo estos líderes y agentes de cambio de Acumen están regresando a las comunidades rurales en las que se educaron para transformar sistemas y restaurar la dignidad de sus habitantes.

Muchas comunidades rurales viven en condiciones de vulnerabilidad y desigualdad debido a situaciones como: el olvido estatal, el conflicto armado, el cambio climático, la brecha entre las oportunidades entre las zonas urbanas y las zonas rurales, las consecuencias de años de asistencialismo y la falta de oportunidades sostenibles en el tiempo, lo que ha debilitado los sistemas y el tejido social. Los residentes de estas comunidades están atrapados en un sistema que no satisface sus necesidades, y constantemente son pasados ​​por alto por personas en posiciones de poder. A pesar de esto, de vez en cuando, un individuo extraordinario rompe todas las probabilidades, como una “rosa que creció sobre el concreto”. Muy frecuentemente, estas rosas, abandonan sus territorios de origen para brillar en otros lados. 

Conocemos historias como esta, y como sociedad, la resaltamos. Sin embargo, para estos cinco Fellows de la comunidad de Acumen, crecer sobre concreto no consiste solo en superar las probabilidades, se trata de cambiarlas por completo para ellos mismos y para las personas de las comunidades en las que nacieron.

Conoce cómo Clara, Shiroi, Akinyi, Emarine y Andrés volvieron a sus lugares de origen con una nueva perspectiva y una visión esperanzadora. Las lecciones acerca de brindar dignidad a sus comunidades y de su compromiso de vida se aplican para todos los tipos de agentes de cambio y para todos los cambios sociales. 

1. Conectarse con la comunidad

Clara Inés Hoyos, Fellow de Acumen en Colombia, es fundadora de la Asociación de Mujeres Empresarias Cimientos del Hogar, una organización que empodera a las mujeres afectadas por el conflicto armado en Colombia al promover la producción, procesamiento y comercialización de hierbas aromáticas y aceites esenciales de plantas amazónicas oriundas del Caquetá. Actualmente la organización está creando un camino hacia el sustento y la dignidad para más de 50 mujeres. Clara también ha sido una figura crítica en traer representación femenina a su gobierno local.

Cuando estalló la violencia en el municipio en el que nació y creció, Clara fue desplazada y tuvo que huir con su hijo de tres años. Sin embargo, debido a la falta de oportunidades en la ciudad, se vio obligada a regresar, esta vez con una nueva perspectiva y un increíble deseo de reconectarse con su sistema de apoyo, las mujeres con las que creció, y juntas reclamar su dignidad.

“Vivo en una región altamente afectada por el conflicto. Lo perdí todo. Mi hijo era lo único por lo que vivía y luchaba, pero él me decía ‘Mamá tengo hambre’ y yo no sabía qué hacer. Fue muy difícil Todos los días, fui testigo de la pérdida. Veía a las mujeres llegar a enterrar a sus hijos y esposos. Me puse firme y dije: ‘Tenemos que luchar, tenemos que hacer algo’. No solo para mí, sino para todas las mujeres”.

“Quiero ayudar a las mujeres que han sido víctimas del conflicto, que no han tenido oportunidades. Quiero ayudarlas a que salgan del anonimato y la incertidumbre, y mostrarles que existen diferentes caminos, algo que les permita levantar sus cabezas, ver más allá y avanzar. Es muy satisfactorio ver a las mujeres que trabajan conmigo contribuyendo económicamente a sus hogares y viviendo con dignidad”.- Clara Inés

 

2. Ejercitar la determinación

Shiroi Shaiza es una Fellow de Acumen en la India y es la Directora administrativa de “Social Ventures en Entrepreneurs Associates”, una organización que trabaja en la región nororiental de India, conocida como Nagaland. Shiroi está utilizando el modelo de microempresa para capacitar a los jóvenes de esta región (Nagaland) en la creación de sus propias empresas exitosas. A través de su trabajo, ella está cambiando las narrativas y restaurando la esperanza en su comunidad. Este año de hecho, fue reconocida por Forbes India en su lista de 30 de menos de 30, pero no ha sido un camino fácil, de hecho ha sido un camino lleno de altibajos.

La psicóloga y ganadora de un premio MacArthur, Angela Duckworth, ha acuñado el término “grit” o en español algo similar a la determinación, un concepto que ella explica como: “Tener un objetivo que te importa tanto que organiza y le da sentido a casi todo lo que haces. La determinación es eso que te mantiene firme en un objetivo, incluso cuando tropiezas o cuando te equivocas. Incluso cuando el progreso hacia esa meta se detiene o es lento” (Conoce un poco más sobre Angela y el término de determinación en este blog.)

Shiroi compartió un ejemplo de cuán importante ha sido la determinación en su trabajo como agente de cambio.

“Cuando volví por primera vez a Nagaland, estaba trabajando con los agricultores en un programa sobre sus medios de vida, ayudándolos a establecer un proyecto porcicola. Todos los agricultores eran hombres y se habían criado en una sociedad muy tradicional y patriarcal.

Al principio, me despidieron y me devaluaron, pero agaché la cabeza y continué trabajando duro. A medida que el programa comenzó a proporcionar ingresos a estos agricultores y sus familias, comenzaron a mostrarme respeto e interés. Mi trabajo duro los había ayudado, y estaban agradecidos. Quizás más importante, lo que estábamos haciendo comenzó a cambiar las normas dentro de la comunidad. Los agricultores reconocieron el poder de las mujeres.”

3. Obtener perspectiva

Emarine Kharbhih, Fellow de Acumen en India, trabaja en una ONG llamada Impulse, donde reúne a los sectores público y privado para crear soluciones sistémicas al tráfico de personas en el noreste de la India y sus fronteras. Emarine creció en una comunidad rural en el noreste del país, donde la trata de personas era una parte cotidiana de la vida: era común que las jóvenes de clase trabajadora desaparecieran.

Su tía fundó la ONG Impulse cuando Emarine era una niña, pero Emarine nunca imaginó que estaría trabajando junto a su familia en un problema tan cerca de casa. Sintió la necesidad de irse a la gran ciudad y dejó su ciudad natal para ir a la universidad. Comenzó a trabajar en la Comisión Asiática de Derechos Humanos, pero una noche, sentada en su escritorio, tuvo una revelación.

Cuando estaba trabajando en Hong Kong, el fundador de la ONG en la que trabajaba compartió con ella un libro llamado The Locust Effect (El efecto Langosta) de Gary Haugen que habla de porqué el fin de pobreza requiere del fin de la violencia. Ella quería salvar el mundo, pero no sabía como, y mientras leía pudo entender que las personas que viven en la pobreza están más expuestos a la injusticia y la violencia, y eso le hizo pensar que debía volver a su lugar de origen y trabajar directamente con la comunidad, entenderlos mejor y trabajar por ellos.

A veces, es la distancia lo que te hace tener una mejor idea de la imagen de la realidad. En el Programa de Fellows de Acumen practicamos esta habilidad para obtener una perspectiva en el Programa de Fellows de Acumen con un ejercicio que llamamos “subir al balcón”.

4.Encontrar una voz auténtica

Cada uno de nosotros tiene una historia que puede mover a otros a la acción. A veces, no confiamos en nuestras voces. Otras veces, no creemos que nuestras opiniones o convicciones sean valiosas. Sin embargo, con la autorreflexión y una comunidad de apoyo, todos pueden articular una narrativa que ofrezca una visión esperanzadora, que hable cruzando fronteras de diferencia y catalice el cambio.

5.Construir una red

Para Clara, construir una comunidad significaba crear asociaciones con otras organizaciones que operan en su región.

“La organización de base que dirijo no es la única que trabaja para crear un medio de vida para las personas de la comunidad. Hay muchas organizaciones con la misma idea y, juntas, estamos atravesando por el mismo proceso. Nos asociamos y construimos juntos para ser más productivos”.

Para Shiroi, esta red de apoyo se construyó con el Programa de Fellows. No solo su cohorte se convirtió en un grupo de amigos íntimos, sino que también se convirtió en un sistema de apoyo de asesores informales y narradores de la verdad.

6.Hacerlo personal

Akinyi Awora, quien ha participado en cursos de +Acumen, es cofundadora y Directora de Operaciones de Jiwo Paro, una organización comunitaria en Kisumu, Kenia, enfocada en equipar a las mujeres con acceso a capital, educación y oportunidades empresariales, así como a las habilidades que necesitan para gestionar su finanzas.

¿Qué inspiró a Akinyi a dejar su trabajo de gran potencia en Londres y regresar a Kenia para enfrentar la pobreza?

Su mamá.

Akinyi Awora

“Crecí en un lugar donde la mayoría de las familias eran criadas por madres solteras debido a la epidemia de SIDA. Mi madre era una de esas mujeres: era una costurera autodidácta cuyo trabajo pagaba mi educación y ponía comida en la mesa.

“Mi madre estaba orgullosa de mí, lo había logrado, tenía un título elegante, un trabajo elegante, estabilidad financiera. Me gustó poder apoyarla enviando dinero a casa, pero a ella no le gustaba depender de mí. Comencé a enseñarle sus habilidades financieras básicas, lo que le permitió administrar su propio dinero. Le encantó y le dijo a su grupo de costureras, un grupo de mujeres que cosen juntas y comparten una mesa en el mercado, y que también estaban ansiosas por aprender estas habilidades”.

  1. Pavimentar el camino

Andrés Felipe González, Fellow de Acumen en Colombia es el fundador del colectivo Prisioneros de Esperanza, una entidad que empodera los líderes comunitarios para ejercer una resistencia pacífica a la exclusión y la marginalización. Al trabajar con habitantes de sectores vulnerados, Andrés ha demostrado que las actividades artísticas y culturales pueden ser intervenciones sociales efectivas que cambian significativamente una comunidad. Su intervención principal es a través del Rap, y junto con el colectivo de Prisioneros de Esperanza se dedican a demostrar que el arte puede contrarrestar una cultura de consumo de sustancias psicoactivas y de violencia. 

“A través de pequeñas acciones diarias en mi barrio, puedo ayudar a construir mi ciudad. La paz comienza en casa”. – Andrés

Y mientras que todos los agentes de cambio con los que hablamos abordan diferentes problemas y trabajan en diferentes geografías, todos expresaron un mismo deseo: cambiar el sistema creando esperanza, reconstruyendo tejido social desde cero e inspirando a la próxima generación a un liderazgo diferente. 

Las aplicaciones para el Programa de Fellows de Acumen en Colombia ya cerraron. Si no alcanzaste a aplicar ¡no te preocupes! podrás hacerlo el próximo año. Por ahora puedes ingresar tus datos para enterarte de toda la información de Acumen y ser el primero en saber cuándo abrimos aplicaciones nuevamente. acumen.fyi/dejatusdatos

Other Articles From Our Blog

Acumen Blog

To Stop Child Labor, the Cocoa Industry Must Tackle Systemic Issues of Poverty

Read More

Acumen Blog

Bob Collymore Passed Away Today in Nairobi, Kenya

Read More

Acumen Blog

Update on Acumen Pakistan

Read More

Get Our Newsletter To Stay Up To Date