El consejo que aún no has escuchado sobre cómo evitar “quemarte” trabajando en impacto social - Acumen

El consejo que aún no has escuchado sobre cómo evitar “quemarte” trabajando en impacto social

June 18, 2019

Micro-estrategias prácticas para darle más sentido a la organización de tu día a día y mantener altos tus niveles de energía y motivación.

Recientemente la Organización Mundial de la Salud listó el “burnout” o “quemarse” en el trabajo como una enfermedad mental. Hemos escuchado en repetidas ocasiones, y vivimos día a día, lo agotador y exigente que es el trabajo en el sector social. Por esto es importante entender algunas estrategias para evitar el “burnout” a toda costa.

Cuando la gente trabaja en impacto social y está al pie del cañón – quedándose hasta tarde redactando propuestas de financiación, haciendo turnos de noche en un centro de acogida para personas en condición de calle, dándolo todo en un programa extra-curricular para niños, es fácil convertirse en un apasionado de cada causa. Sin embargo, esta actitud, eventualmente, termina por asfixiarte.

Las sugerencias más comunes para evitar el agotamiento se centran en el cuidado de uno mismo. Las personas recomiendan que reserves una parte del tiempo para comer mejor, hacer ejercicio, hacer planes con amigos o familia, y crear una rutina durante tus horas de trabajo. Todas estas prescripciones son bastante útiles, pero vamos a ser honestos: la gente que decide trabajar en el sector social no va a recargar su batería y evitar el “burnout”  únicamente enfocándose en su felicidad personal. La mayoría hacen lo que hacen porque quieren construir y transformar vidas. Todo lo que hacen cuenta con un propósito y un sentido.

Emily Esfahani Smith, la autora de The Power of Meaning: Crafting a Life that Matters, (El poder del sentido: construyendo una vida con propósito) ofrece micro-estrategias prácticas para construir 4 Pilares de Pertenencia, Propósito, Narrativa y Trascendencia sobre los que deberíamos enraizar nuestro día a día si queremos una vida con sentido. Una de sus observaciones más útiles es que el construir una vida significativa no tiene porque empezar con realizar gestos heroicos para resolver el hambre en el mundo o el desarmamiento nuclear. Podría empezar con simples intercambios personales como los que ocurren diariamente. Estos pueden incluir la interacción que tienes con el cajero de la tienda de tu barrio o con las personas con las que te cruzas cuando llevas a tus hijos al colegio.

En respuesta a una investigación de Jane Dutton, profesora en Administración de Empresas y psicología de la Universidad de Michigan que habla sobre el poder de la compasión y la diferencia que hace para los individuos y las organizaciones, Emily recomienda que dejemos de mirar nuestros smartphones y empecemos a encontrar oportunidades para construir conexiones de mejor calidad con aquellos que tenemos a nuestro alrededor. Después de años investigando las pequeñas interacciones que ocurren entre los grupos de personas, Dutton ha encontrado que las conexiones de buena calidad se caracterizan principalmente por tres cosas:

  • Energía positiva: Estos intercambios “encienden una llama” aún siendo breves o con alguien que ni siquiera conocías. Experimentas una subida en tu nivel de energía y motivación o un sentimiento de vitalidad. Sales de ese encuentro con un sentimiento de estar realmente vivo.
  • Consideración positiva: Sientes que la otra persona te conoce en tu ser más auténtico – aunque sea solo una pequeña parte de ti. Puede que experimentes una sensación de “Me reconocen” y “Los estoy reconociendo”. No estás solamente viendo un cargo (a un cajero, a un transeúnte o a un portero que no tiene nombre), estás viendo a una persona de carne y hueso.
  • Mutualidad: Hay un compromiso adquirido por igual durante ese momento, que nace de la vulnerabilidad y respuesta mutua. Ambas personas experimentan una participación plena.

 

Intuitivamente, reconocemos que cuantos más de estos encuentros revitalizantes tenemos mejor estamos. Pero la investigación de Dutton encontró que las interacciones no solo acarrean este sentimiento de sentirse bien, sino que también pueden jugar una parte fundamental en los resultados de nuestros negocios e incluso en nuestras reacciones psicológicas corporales. La investigación ha demostrado que si tenemos más intercambios de este tipo en nuestro trabajo, nuestro sistema inmune, cardiovascular, y neuroendocrino experimentan una gran mejora. Y si los lugares en los que trabajamos incitan este tipo de conexiones podemos construir culturas de generación y apertura que pueden liderar a mayor innovación.

Si los lugares en los que trabajamos incitan este tipo de conexiones podemos construir culturas de generación y apertura que pueden llevar a una mayor innovación.

Dutton describe las conexiones de alta calidad como “vitaminas instantáneas” ya que los beneficios de estos cortos intercambios pueden ser muy potentes. Si eres una persona introvertida o tienes una vida muy ocupada, puede que estés pensando que no tienes ese extra de energía para invertir tu tiempo en ello. Pero el verdadero sentido de las conexiones de buena calidad es que podemos sacar lo mejor de las interacciones que ya estamos teniendo, empezando por ser más humano, enérgico y motivado. Esto no te toma mucho más trabajo del que ya estás haciendo: requiere intencionalidad y darte cuenta de las oportunidades que se te presentan.

 

3 MANERAS PARA EMPEZAR A CONSTRUIR CONEXIONES DE ALTA CALIDAD:

  1. Construye una mentalidad de conexiones: Piensa en todos los momentos de tu día en el que estás mirando fijamente al teléfono o experimentando un estado de aburrimiento porque te sientes cansado o derrotado. ¿Cómo podrías tomar una rutina aburrida como el tiempo que te toma llegar de tu oficina a casa, o cuando debes hacer alguna diligencia, y redireccionarla a una oportunidad de conexión? Podrías empezar por el cajero del banco o por la persona que te atiende en una tienda o supermercado. Una vez empiezas a fijarte en estas personas, empezarás a encontrar más y más oportunidades de redireccionarte hacia la conexión.
  2. Da el primer paso: Sé la persona que empieza la conexión. Puede que pensemos que nuestros compañeros de silla en el transporte público o las personas con las que compartimos los espacios de trabajo o el coworking, son personas muy atareadas y que no tienen expresividad alguna. Pero si te acercas a ellos con un gesto amable, es probable que ellos lo hagan de vuelta. Busca lo bueno de la otra persona. Como dice Jane Dutton: “Incluso si sentimos que no tenemos mucho poder, todos tenemos el poder de potenciar una conexión. Siempre podemos dar el primer paso de manera que invite a una conexión genuina y motivante con la otra persona.”
  3. Establece patrones y rutinas para mantener conexiones de buena calidad: Si empezamos a conocer a las personas a nuestro alrededor podemos pensar en los intercambios que podemos tener con ellos cada día. Esto ayudará a mantenernos motivados y a sentirnos parte de una comunidad más grande. Emily Esfahani Smith describe en su libro a una amiga que empezó a tener todos los días una corta conversación con el hombre que le vendía el periódico. Solamente hablaban un minuto o dos pero eventualmente empezaron a conocer historias de la familia del otro y el intercambio se volvió más natural. El intercambio recurrente positivo con otras personas te conduce a un sentimiento más permanente de seguridad y de comunidad.

Si ayudas a las personas a sentirse vivas y motivadas, en últimas, tú lo harás también.

¿Qué podemos tener como resultado si sumamos todo lo aprendido? Posiblemente, uno de los motivos por los que Acumen existe en el mundo es porque nuestra fundadora, Jacqueline Novogratz, es una maestra en estas conexiones de alta calidad. Da igual que estés sentado en el suelo de una casa rural de Pakistán o si estás hablando con un inversionistade alto renombre en Wall Street, casi todas las personas que se cruzan con Jacqueline se sienten escuchadas. Incluso si el intercambio es corto, las personas constantemente corroboran que ella les hace sentirse más enérgicos, motivados y vivos ante las posibilidades que tienen dentro de sí mismos, y por consiguiente, con el mundo.

CÓMO SE RELACIONA ESTO CON NUESTRO TRABAJO

En Acumen le apostamos a crear una masa crítica de agentes de cambio social con las habilidades, los valores y el poder de cambiar la narrativa de la región; y lo hacemos cambiando la forma en que se forman nuestros líderes y en cómo definimos el liderazgo, basado en carácter y el éxito colectivo. Nuestro Programa de Fellows busca unir agentes de cambio de diferentes sectores, y diferentes lugares del país, facilitando este tipo de conexiones que de otro modo serían más complejo que se dieran. Unimos en un mismo lugar la diversidad que representa a Colombia y los invitamos a que mantengan entre ellos conexiones de alta calidad.

En PlusAcumen tenemos un curso en inglés que cuenta con una sección que aborda cómo continuar motivado y evitar el “burnout”. Actualmente, nos encontramos generando más contenido virtual en español. Adicionalmente, en Colombia tenemos desde el 2019 un  Programa de Fellows que busca proveer a un grupo de líderes de impacto social con el conocimiento; el laboratorio de práctica; los sistemas de soporte; y las habilidades para desafiar el statu quo, sacar provecho de la diversidad y lograr movilizar comunidades. Algo que no es posible hacer por sí mismo, y que requiere colectivos y conexiones para que sea una realidad.

Así que tómate un momento para considerar lo siguiente: ¿Qué podría empezar a ocurrir si te empiezas a abrir a la posibilidad de mantener más conexiones de alta calidad? ¿Cómo podrías hacer que otras personas se sientan más cómodas abriéndose, más competentes y más vivas? ¿Con qué persona puedes empezar a conectar hoy mismo?

_____

Acerca de Acumen:

Acumen es una organización pionera que busca abordar de una manera disruptiva los retos de la pobreza y la desigualdad a través de dos grandes apuestas: Por un lado, la gestión de fondos de inversión de impacto dedicados a apoyar el crecimiento de modelos de negocio innovadores que tengan simultáneamente un alto potencial de mercado e impacto social. Por el otro, le apostamos a crear una masa crítica de agentes de cambio social con las habilidades, los valores y el poder de cambiar la narrativa de la región. Con estas dos líneas de acción buscamos catalizar la transformación de nuestra sociedad.

Este artículo hace parte de nuestra segunda apuesta.

 

Other Articles From Our Blog

Acumen Blog

Update on Acumen Pakistan

Read More

Acumen Blog

Doubling Down on Mini-Grids: A Call to Action

Read More

Acumen Blog

Acumen and Unilever launch Lean Data How-to Guide for Measuring Gender Impact

Read More

Get Our Newsletter To Stay Up To Date